Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/casavac6/public_html/wp-content/plugins/cookie-notice/cookie-notice.php on line 104
El amante de Lady Chatterley - Case Vacanze in Giardini Naxos & Taormina

El amante de Lady Chatterley

lamante-di-lady-chatterley-d.h.-lawrenceEl amante de Lady Chatterley la célebre novela de D. H. Lawrence, publicada en 1928 y luego retirada por obscenidad, es el resultado del estancia del escritor enTaormina.

En 1914 se casó con una baronesa alemana divorciada, Frieda von Richtofen, con la que en 1919 emprendió un viaje a Italia para buscar tierras y gente no contaminadas por el progreso.

La historia que escandalizó a la puritana Inglaterra fue inspirada por la exuberancia sexual de su esposa, a sus juegos eróticos bajo la lluvia en los campos de Castelmola.

El amante de Lady Chatterley – un montero inglés en el libro –  era, en realidad, un joven muleroPeppino D'Allura okay local, Peppino D’Allura. Las citas entre la baronesa cuarentón y el siciliano de veinticuatro años  ocurríeron desde el 1920 al 1922 durante los dos años y un mes queLawrence pasó con su esposa en Taormina, donde el escritor de trenta y cinco años esperaba todavía de curarse, gracias al sol de Sicilia, por la tisis que ya le había
corroído los pulmones.

El mulero D’Allura trabajaba en las propiedades de una rica dama inglés que tenía su habitación en las colinas, cerca delmonte de Venus.

NicoleKidman and Hugh Hackman L'amante di Lady ChatterleyFrieda Lawrence iba a su casa, caminando por senderos impracticables, a menudo a la hora del almuerzo y tomaban el té. Y había sido su amiga que le había puesto a disposición mulo y mulero. Peppino iba a buscar a la señora frente a la casa de ” Via Fontana Vecchia “, en las afueras de Taormina, y se encaminaban a la colina juntos: ella en la silla de montar, él a pie. A la puesta del sol, después regresaban.

Un día su amiga en las colinas la esperó en balde para el almuerzo: una tempestad improvisa de verano bloqueó a Frieda y al mulero poco más allá de la aldea de Castelmola. Tenían que refugiarse en algún lugar. Había un viejo caserío en el camino, en el medio de un viñedo. Peppino tenía las llaves porqué era la propiedad de su padre. Se
refugiaron allí con las ropas empapadas.

La señora baronesa estaba encantadora, divertida y excitada por este contratiempo. Su joven Una gioiosa immagine del film  L'amante di Lady Chatterleyacompañador, atento y muy torpe, halló una yacija de trapos, detrás de una pila de canastos y un par de delantales para secarse. Pero, de repente, la señora salió al capo desnuda y desafiando la lluvia, corría arriba y abajo en el viñedo.

Excitada, llamaba en alta voz a su tímido mulero para que él participara a su emoción y ya que él niño no se movía, ni se atrevía a quitarse de la camisa y del pantalón ella lo desnudó.

Empezó así, gracias a la complicidad de la repentina lluvia de los primeros días calurosos de agosto, sus “juegos eróticos bajo la lluvia“, que la Baronesa contó a su marido, el escritor, de manera detallada y sin vergüenza.

Lady Chatterley's LoverDuró exactamente diecinueve meses, la relación entre la exuberante baronesa Frieda Lawrence y el mulero Peppino D’Allura de Castelmola, desde los primeros días de agosto en 1920 a fines de febrero 1922.
Empezó en un viñedo, bajo la lluvia y continuó  en un campo de azucenas, en la tina de la pisa de uva, en la de la recogida del mosto y después en un caserío derruído con el sol que calentaba sus cuerpos “enmarañados y ardientes” y terminó en un cómodo pequeño apartamento en las colinas puesto a disposición de los amantes por la  rica señora inglés que vivía allí ya que el mulero estaba bajo de su dependencia.

La historia de la señora Chatterley y el mulero se cuenta de manera detallada en el libro “Lady Chatterley y el mulero” del escritor y periodista Gaetano Saglimbeni de Taormina por Armando Siciliano Editor.