Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/casavac6/public_html/wp-content/plugins/cookie-notice/cookie-notice.php on line 104
Génesis de Gole Alcantara - Case Vacanze in Giardini Naxos & Taormina

Génesis de Gole Alcantara

En la noche de los tiempos al mismo tiempo de los orígenes del Valle del bove en un impreciso período del final del Terciario de hace aproximadamente 5,3 millones de años un enorme estruendo acompañado por un terrible temblor desgarró la tranquilidad de la noche, entre el estupor de los primeros homínidos en un guapísimo y fértil valle a noreste del volcán Etna (Latitud: 37°54’33.61″N y Longitud: 15° 

vulcanetto-mojo-vista-aerea2’56.60″E) se había abierto un remolino con muy intensos y violentos estallidos de lava, lapillis, polvos y gases, altos de 2 a 3 mil metros con consiguientes fuentes de lava y relativa colada.

Los pinos, inmensos árboles de castaño y de acacias, robles y retamas prehistóricas, se incendiaron como antorchas. La inusual violencia de la erupción fue espectacular por cantidad e intensidad, creando miedo, estupor y espantosas emociones a los homínidos presentes. La lava era tan líquida que se adueño enseguida del cercano lecho de un río, que pronto habría pasado a la historia como uno de los ríos con los más envidiables orígenes (el rio Alcántara)( il Fiume Alcantara) ya que la fractura se encontraba en un bajo valle (535 m sobre el nivel del mar) y por lo tanto muy favorable al fluir del magma de la profundidad de la tierra. La lava era tan fluida que corría velozmente a unos 6 metros al segundo, con una tasa de efusión estimada en 10-20 metros cúbicos al segundo, bastante alto por una erupción.

En la desigual lucha entre agua y fuego de infierno Dantesco, violentas nubes de vapor ácueo y malezas inflamadas se levantaban de aquel desmesurado diluvio de fuego, que había inundado el entero valle dándole los semblantes de una enorme alfombra roja, con una veta de lava tan fluida, de inundar todo el lecho del río, el magma moviéndose con prepotente empujón de su mismo peso se introdujo, por unos 2 o incluso 3 km en la tranquila quietud del mar Jónico. Cuando la lava se zambullaba en el mar se creaban curiosos y pequeños remolinos marinos. La lava incandescente calentando el agua marina, formó chorros de vapor que a motivo de la diferencia de temperatura y de las corrientes, se transformaron en remolinos marinos que se alejaban de la orilla por 40/50 metros para luego desaparecer. Y más las aguas tanto del mar como del antiguo río, trataban de contrastar la potencia de la naturaleza, más el magma se ponía duro como el acero, al final millones de metros cúbicos de lava habían sido vertidos a la desembocadura del viejo río dando origen a una península: el actual Cabo Schisó.

Una península de la que un pueblo hace aproximadamente 2275 años empezaba la gran aventura, inmortalizado por la belleza del lugar decidió fundar una misma colonia llamándola Naxos en honor de la ciudad nativa, que habría sido llamada en futuro: Giardini Naxos o los Jardines de Naxoscomo aman recordar los turistas. También ésta es otra historia de la que se hablará sucesivamente. En consecuencia de eso el río buscó un nuevo curso, desembocando a algunos km más a sur del que era la vieja desembocadura, y entregando a la propia suerte, el viejo lecho ya reducido a unas paredes de rocas eruptivas que se presentan bajo forma de prismas a sección regular, asociados a “Guisa de columnatos”. Las contracciones son debidas al rápido enfriamiento de las masas lávicas en dirección normal a la superficie de enfriamiento, creando, en el tiempo, unos maravillosos y hermosísimos cañones visibles en algunos puntos (imposibles en otros por la aspereza del terreno), sobre todo en las “Gargantas de Alcántara”, una hipótesis probable es que este inmenso fluir de la lava también haya dado orígenes al valle del bove. Pero también ésta es una historia de la que se habla en otra parte.