Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/casavac6/public_html/wp-content/plugins/cookie-notice/cookie-notice.php on line 104
La leyenda de Sicilia - Case Vacanze in Giardini Naxos & Taormina

La leyenda de Sicilia

Antiguas leyendas interesan nuestro territorio y reconducen la historia de los primitivos hombresque lo habitaron, una de éstas se remonta al período bizantino y es la Leyenda de Sicilia.

Cuenta una leyenda, nata para explicar porque a esta isla fue dado el nombre deSicilia (antiguamente era Trinacria, es decir la tierra de los tres promontorios), que a una hermosísima princesa Libanesa, cuyo nombre era precisamente Sicilia, le había sido predicho por un oráculo, que al cumpgolfo-di-naxos-300x225limiento de sus quince años de vida, habría tenido que dejar, sola y en un barco, su tierra nativa, y que si no lo hubiera hecho habría acabado en las fauces de “Griego–levante” que habría aparecido bajo las monstruosas formas de un gato madrero y la habría devorada.

Para evitarle a la hermosa princesa esta terrible suerte, al cumplimiento del décimoquinto año de edad sus padres, llorantes y desesperados por el dolor, la pusieron en un barquito y la entregaron a las olas.

Pasó tres meses a merced de las olas y cuando ya la pobre Sicilia creía que su suerte se estaba acabando, puesto que ya no tenía víveres y agua, empujada por ventos favorables arriba en una playa maravillosa, a las laderas del Etna constituida por grumos de lava y arena dorada llena de flores yfrutos, pero completamente desierta y solitaria.

La joven princesa estaba desesperada y lloró mucho hasta cuando no tuvo máslágrimas, he aquí de repente aparecer a su lado un joven guapísimo, que le dio consuelo y amor.

El joven chico le explicó que los habitantes de la isla habían muerto todos de peste, y que el destino hubiera elegido justo a ellos para repoblar esta tierra con una raza más fuerte y gentil.veliero-5-alberi-300x200

Solo él, sola ella, hermosos y jóvenes ambos, la cosa no se podía combinar mejor, y se puede imaginar como fueron contentos de ello.

Sicilia se casó de hecho con este hombreque era realmente capaz y atrevido, con aspecto de un verdadero caballero. Así, dueño de todo aquel reino, con muchos tesoros y con todo lo que aquella tierra producía, él fue feliz y estimaba Siciliacuánto la pupila de su ojos; por su amorquiso llamar aquella tierra Sicilia, como de hecho se llama desde entonces.

Los dos novios tuvieron un ejército de hijos, todos robustos, ingeniosos y hermosos como el padre y la madre, y, de madre a hijo, la isla volvió a poblarse y mejor de antes.