Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/casavac6/public_html/wp-content/plugins/cookie-notice/cookie-notice.php on line 104
Siracusa - Case Vacanze in Giardini Naxos & Taormina

Siracusa

Ciudad de arte por excelencia es la cuarta ciudad de Sicilia por número de habitantes, después de Palermo, Catania yMesina. Ya definida por Cicerón “la más grande y hermosa de todas las ciudades griegas”, desde 2005, junto con la necrópolis rupestre de Pantalica, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El nombre Siracusa deriva delsiculo Syraka (abundancia de agua) por la presencia de muchos cursos de agua y una zona pantanosa. Tanto en griego como en latín es al plural, o sea Siracusae.

La ciudad se desarrolla en parte sobre el promontorio-isla de Ortigia y en parte sobre el continente. El territorio del ayuntamiento es atravesado por los ríos Ciane, Anapo y por los canales artificiales Mammaiábica, Pismotta y Regina que desembocan dentro del Puerto Grande favoreciendo la formación de zonas aguanosas, históricamente llamadas Pantanelli. El clima de Siracusa es predominantemente húmedo, tanto por la presencia del mar como por la dominancia de corrientes húmedas. A inviernos templados se alternan veranos calurosos y faltos de precipitaciones.

La fama de Siracusa es atada a su historiagriega, cuando el polis mandaba sobre los mares asechando a la potencia de cartaginenses y romanos hasta convertirse en el primer grande imperio de occidente. De aquella época quedan muchos testimonios como la muy famosa Fonte Aretusa, un manantial de agua dulce en el corazón de Ortigia, atado al mito deAretusa y Alfeo celebrado por muchos poetFontana-di-Diana-Siracusaas y escritores y el acueducto Galermi.

En el área arqueológica de la Neapolis, el antiguo corazón de la ciudad se encuentran el Teatrogriego; dotado de una excelente acústica era sede de representaciones oratorias y teatrales, animando la vida política y cultural de la ciudad. Hoy en día es el fulcro de las representaciones clásicas del INDA. También la Oreja de Dionisio, cavidad artificial obtenida de la extracción de la piedra, es a menudo sede de espectáculos veraniegos de gran sugestión. A pocos pasos también se encuentra el Ara de Hierón, un altar monumental querido por Gelón II.

Siracusa también posee algunos templos parcialmente intactos, entre los que el más famoso es el Templo de Apolo, el más antiguo de Sicilia y situado en Ortigia; mientras el Templo de Zeus llamado “rui culonne” (dos columnas) porque de la entera construcción quedan de pie sólo dos columnas, resulta ser el segundo templo más antiguo de la ciudad. La misma Catedral no es otra que el espléndido Athénaion. Antes de la llegada de Roma, Siracusa, era de una belleza envidiable, la época romana reorganizó muchísimo la ciudad, en tèrminos de resplandor e importancia. Sin embargo quedan muchas obras de notable importancia como, el Anfiteatro romano, entre los más grandes de Italia; usado para las luchas de los gladiadores y los espectáculos circenses y las batallas navales (naumaquias), el Ginnasio romano y la enredada red de catacumbas (la más importante y extensa después de aquella de Roma)

Por mucho que la ciudad esté llena de monumentos y lugares de importancia histórica, el sector turístico mantiene estándares cualitativos aún demasiado discutibles. La presencia de muchas estructuras receptivas ha favorecido indudablemente en los últimos años el aumento de las presencias turísticas, sin embargo el sector presenta muchos elementos de debilidad estructural ciertamente mejorables gracias a la prevista construcción del puerto turístico de la ciudad y a la progresiva entrada de grandes inversionistas. Es testimonio de ello el interés de personalidades famosas hacia la ciudad, en los últimos años en efecto muchos nombres famosos han adquirido inmuebles en Ortigiaconvirtiéndola en lugar de apariciones de VIP. Los viajeros de cada época y el “Grand Tour”.
La ciudad es atada históricamente a la cultura y a las artes: ha sido patria de poetas y de escritores griegos y a menudo destino de peregrinajes. Ya en la antigüedad hospedó a Esquilo, Platón y Cicerón. En edad moderna fue visitada por Caravaggio,August von Platen, Orazio Nelson,Maupassant, André Gide, Oscar Wilde,Guillermo II de Alemania, Sigmund Freudy Ernst Jünger. Fue etapa tambièn del Grand Tour, el viaje que los aristócratas y los artistas del Norte Europa hacían en Italia en el Setecientos Jean Pierre Louis Laurent Hoüel, Jean-Claude Richard de Saint-No, Vivant Denony Friedrich Adolf Riedesel. No permaneció Goethe ya que a lo largo del camino hacia Siracusa fue informado de una epidemia siracusa_fonte_aretuseaque había reventado en la ciudad.  Siracusa también es célebre en elmundo por la presencia del papiro que crece lozano entre las orillas del río Ciane y en Ortigia en el manantial Aretusa.

Según algunas hipótesis la planta fue importada desde Egipto alrededor del 250 a.C. quizás enviada por Tolomeo II Filadelfo a Hieròn II;  según otras hipótesis han sido los árabes a introducir la planta en Sicilia. También existe otra posibilidad, qué se trate de una planta autóctona y no importada; existe en efecto una variedad (Cyperus papyrus ssp. Siculus) también en la Reserva Natural Orientada Fiume, de Fiumefreddo di Sicilia (CT). La elaboración del papel papiro siracusano que en el pasado era apreciada para los documentos, es valorizada hoy con fines culturales; en Siracusa hay en efecto un Instituto Internacional del Papiro y también un Museo del papiro que mantienen la memoria de la antigua elaboración del papiro en ciudad y en Egipto.
Una mención debe ser hecha por el Fonte Aretusa, un manantial de agua dulce que brota de una gruta a pocos metros del mar, siempre fue querida por los siracusanos y fue sobre todo el símbolo de la ciudad ya desde los tiempos antiguos. Éste no era otro que uno de los muchísimos desahogos que la falda freática iblea posee en el siracusano, la misma falda que alimenta el río Ciane sobre el lado opuesto del puerto grande.

Este mítico manantial fue cantado por muchos poetas, fascinados por la leyenda de Aretusa y por el lugar encantador: Virgilio, Pindaro, Ovidio, Silio Italico, Milton, André Gide, Gabriele D’Annunzio, sólo para citar algunos de ellos. Ya Cicerón hablaba de ello (en las Verrinas) describiéndolo así: “un manantial increíblemente grande, hormigueante de peces y situado de manera que las olas del mar la sumergirían si no fuera protegida por un macizo muro de piedra”.

En época normanda el escritor árabe Edrisi lo describió así: “Maravilloso manantial que se apela An Nabbudi (nombre árabe de Aretusa), que resaltaba de un arrecife justo en la orilla del mar”. Pero el mito de la Fonte Aretusa, que fascinó a los hombres de cada época, encuentra su lógica en el sentido de una profunda unión entre las colonias griegas y sus fundadores. Pausania y Estrabón.

Pero como en Agrigento la ciudad de arte de Siracusa nos llevará a la mente arquetipos que se han arraigado en los corazones, explicando así sin palabras donde están nuestras raíces.